viernes, 16 de mayo de 2008

Bermejo, el cazador

A Mariano Fernández Bermejo, alias “el rojo” le gustan las cositas buenas. Ya sabíamos de su afición a la decoración de interiores y ahora descubrimos que le va también la caza, pero no cualquiera, sino la “mayor”, esa que al parecer sólo practican un 20% de los cazadores por su elevado coste.

Y es que al Señor ministro, sí, al mismo que acusó a los cazadores que el pasado mes de marzo se manifestaron en acto de repulsa hacia la nueva Ley de Patrimonio Natural, de ser “los de la escopeta nacional” –por sus grandes cotos privados y su nostalgia del NO-DO”-, a este humilde servidor de la Patria, le gusta más una montería que a un tonto un lápiz.

Según pública Época –que también se las ponen a huevo- en un reportaje titulado “Los cuernos de Bermejo”, al titular de Justicia –como se ve en la foto, donde aparece rodeado de quince de estos animales abatidos- le gusta pegarse unos tiritos a 2.000 euros el venado (3.000 por cabeza si supera el número de tres) en esas finquitas a las que acuden condes y vizcondes y otros nobles del montón.

En Época se preguntan de dónde saca Bermejo el dinero para practicar esta afición y en el caso de que sea invitado, si declara la donación. Y siendo esto importante, me parece realmente secundario. La estética es tan importante en estos casos como la ética, y que un ministrable que concurre a unas elecciones bajo las siglas del PSOE tenga tales caprichos, y se preste encima a retratar sus proezas –lo siento, pero en estos casos siempre de acuerdo de Franco asiendo un puñado de salmones- me parece francamente patético.

Me ahorraré desarrollar aquí lo que pienso sobre la casta de esos ecologistas –así se reconocen los tíos- que son los cazadores, personajes que se creen una especie de Indiana Jones de la naturaleza –ahí luchando por mantener el equilibrio de los ecosistemas (¿te quieres ir?)- mientras le pegan tiros a bocajarro a osos drogados, perdices amaestradas y ciervos acorralados. [Al final no me he podido callar]. Pero lo de Bermejo es bochornoso para un partido como el PSOE. Algo, no sé, como si viéramos a la vicepresidenta saltando la reja en El Rocío o a Carme Chacón bautizando a sus retoños en los Jerónimos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En los años 70, Don Mariano gustaba de la caza menor, conejo y perdiz, sobre todo por ver el trabajo de búsqueda del perro.....

filomeno2006 dijo...

Foto auténticamente "hard"

 
Copyright 2009 Apocalípticos e integrados. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan